Que no me la den con queso
Ovejas Negras Company

Nuevas perspectivas sentados a la mesa.

Y Sevilla se hizo foodie. Yo me hago foodie, tú te haces foodie, él se hace foodie. Sevilla se hace foodie.

(…) En nuestra última escapada, hace pocas semanas, descubrimos una nueva ola de restaurantes “buenos-bonitos-baratos”, todos esos locales donde además de dar importancia a las cartas (a las que dan una divertida y pensada vuelta) también ven necesario prestar atención al interiorismo y la luz, ahora, tan importantes. Los “buenos-bonitos-baratos” no parecían ser muy Sevilla pero se han convertido en las paradas obligadas de todos esos jóvenes (y no tan jóvenes) amantes, como nosotros, de esas mesas “de las que no levantarse en horas”.

Descubrimos ‘OVEJAS NEGRAS COMPANY‘, un grupo de restauración con cinco exitosos (y concurridos) locales, todos ellos diferentes (tanto en cocina como en interiorismo) pero que sin embargo guardan un mismo “secreto”, el secreto del éxito. Auténticas “ovejas negras” en una ciudad como Sevilla, una ciudad que también acoge al movimiento ‘foodie’.